viernes, 13 de diciembre de 2013

Por nuestro bien.

Hay que ver la suerte que tenemos en España con nuestros políticos. Todas sus ideas y  hechos van conducidos a nuestro bien.

Por nuestro bien, idearon la ITV. Todos los viejos coches deben pasarla previo pago. Por nuestro bien, para la renovación del carnet de conducir, cada cierto tiempo pasamos, obligatoriamente, un test psicotécnico, que tenemos que pagar religiosamente. Cosa que no pasa en ningún país de la Comunidad Europea. (Tal vez los políticos de nuestros socios no amen tanto como los nuestros, a sus ciudadanos.) Ahora, no pareciéndole completas las medidas de protección y seguridad de los españoles, por nuestro bien, la Directora General de Trafico, Doña María Seguí Gómez, propuso hacer un examen de conducción a los mayores de cuarenta años, pues según “unas estadísticas” conocidas solo por ella, son los que cometen más accidentes, contradiciendo a las estadísticas que manejan las compañías de seguros. No en vano las pólizas de los jóvenes son más caras que la de los ya veteranos en el volante. Naturalmente una vez aprobada la ley aparecerían varias empresas de amiguetes que se dedicarían a proporcionar tan caritativo servicio. Eso sí, pagando.

Lo que tiene que hacer esta señora es dimitir inmediatamente, por nuestro bien. Esta iluminada es otra de esas personas que una vez llega a un puesto de responsabilidad, piensa que todos los demás somos idiotas. Ya está bien de tomaduras de pelo. Señor Rajoy, creo que no puede quejarse del comportamiento de los españoles, que ya estamos estrujaos al máximo en nuestras economías, por lo menos ténganos un respeto y que indocumentadas de esta jaez desaparezcan de la nómina publica que pagamos todos los españoles con los abusivos impuestos que estamos mal-soportando.


Cuando las empresas se encuentran en quiebra técnica, como es el caso de España, la dirección propone eres, despidos y jubilaciones. Por nuestro bien haga usted lo mismo en su gobierno y en el parlamento. Haga ahí los exámenes, se llevará una sorpresa al darse cuenta de cuantos inútiles y tontos esféricos estamos manteniendo.

viernes, 6 de diciembre de 2013

¡Como está el patio patrio, Señores!

En la última reunión de los ramadanes socialistas, Rubalcaba y su anexo, la señora Valenciano, han pedido vehementemente la ruptura de relaciones diplomáticas con el “peligroso” Estado del Vaticano. No seré yo quien critique la singular demanda, pues cada cual es muy suyo de hacer el ridículo como mejor crea. Pero lo que si me parece sorprendente es que sean Rubalcaba y Valenciano quienes lo hagan.

Rubalcaba, porque a lo largo de toda su trayectoria política ha tenido ocasiones suficientes para haberlo hecho y nunca se lo planteo. ¡Es más! Todo lo contrario, con los gobiernos socialistas las relaciones con la iglesia siempre han sido correctas. Y la señora Valenciano, porque ya tiene muchos kilómetros de recorrido oportunista e incoherente. De cualquier manera, ambos personajes carecen  de credibilidad. Algo imprescindible para cualquiera que quiera hacer carrera en política.

El partido socialista, parodiando a Lola  Flores debiera decirles: “¡Si me queréis irse”!

Pero no anda mucho mejor D. Artur Mas.

A este incansable viajero no le hace caso ni dios allá donde se presenta. Y no será porque no se esfuerza en caer simpático. El último destino; La India. Aquí se ha identificado con el viejo luchador por la causa de la libertad nacional el señor Gandhi. Si fuera Sudáfrica, se manifestaría en la forma de Mandela. Si hubiera visitado Memphis, automáticamente se trasformaría en Martin Luther  King.

 He de reconocer que este comportamiento camaleónico de los políticos catalanes no coge de sorpresa a nadie; recuerden al ateo Carol Rovira, haciendo de “ecce homo”  con su corona de espinas en Jerusalén. Todo un clásico para poner en las camisetas de la peña.

Pero esto no es lo peor que le puede pasar a los patrioteros catalanes con la representación de la tierra catalana por estos majaderos. Lo peor está por venir. Lean: “La UE certifica que Cataluña no podrá permanecer en ella si se  independiza.”


Hay un proverbio chino que dice: “La primera vez que me engañes, la culpa será tuya. La segunda será mía”. Ciudadanos de Cataluña, aplíquense el proverbio. Las cartas están boca arriba. En su mano está. En caso de continuar por el camino de la mentira, la culpa de las consecuencias que traiga una hipotética independencia, será de ustedes. 

domingo, 24 de noviembre de 2013

El PRC. De error en error.

El PRC va de error en error. El primero fue acceder al segundo mandato de la presidencia del gobierno de Cantabria, apoyándose nuevamente en los votos socialistas. Por aquel entonces ya era un PSOE desprestigiado por los acontecimientos económicos que estaba sufriendo la nación.  Y con unos dirigentes regionales que habían demostrado fehacientemente en estas últimas elecciones, una incapacidad palmaria tras la derrota vergonzosa sufrida en las urnas.

De este pacto de gobierno el único perjudicado fue el PRC y el señor Revilla. Quien puso la cara para defender las promesas mentirosas de Pepe Blanco con la aquiescencia de ZP. Estas tomaduras de pelo le costaron al PRC y su presidente, la pérdida de prestigio y credibilidad que le llevarían a la derrota.

No escarmentados del fiasco anterior, y en contra de la opinión del mismo Revilla  vuelven a las andadas. Esta vez pactan una moción de censura en el Ayuntamiento de Torrelavega con un partido socialista que anda como pollo sin cabeza y en caída libre, situación  que le predispone a agarrarse a un clavo ardiendo para significarse de alguna forma en el plano político regional. Y ese clavo de salvación es de nuevo el PRC.

Los argumentos para llevar  a cabo esta acción, son de una simpleza y banalidad que dejan bien a las claras la incompetencia de quien las expone. ¿Pretenden que la ciudadanía se crea que la señorita aspirante a la alcaldía, va a solucionar los problemas de un Ayuntamiento con los escasos recursos con los que cuenta? ¿A quien  quieren engañar?

La señorita aspirante a alcaldesa, doña Lidia Ruiz Salmón, es una desconocida,  sin trabajos ni oficios anteriores que pudieran avalar su capacidad como gestora de la cosa pública. Un producto del partido donde ha ido medrando a base tiempo y coba a los jefes del momento. Solo se sabe de ella lo que ha manifestado a sus seguidores: Soy una chica de 38 años. Socialista, feminista y republicana. Con estudios de derecho que abandonó para dedicarse de lleno a la política. Con este curriculum pocas expectativas ofreces a los ciudadanos de Torrelavega.

Esta moción tiene toda la pinta del “quítate tú, para ponerme yo”. Si así sucede, el perjudicado será el PRC, quien todavía tiene posibilidades de tocar poder. El PSOE lo tiene todo perdido.

Señor Revilla, explique bien a sus militantes que apoyar esta  moción de censura es de una incoherencia política  garrafal. Primero porque no conduce a nada. Segundo, porque se la hacen ustedes al partido más votado. Tercero porque a quien representa este alcalde es su inmediato adversario y, como en política nunca se sabe, tal vez necesite de su apoyo en un futuro que está a la vuelta de la esquina.


Un paso en falso y todo su prestigio se va por la borda. Acuérdese de Pepe Blanco. Pan para hoy y hambre para mañana.

viernes, 15 de noviembre de 2013

España va a la deriva.

España esta desquiciada. Solo tenemos que contemplar los acontecimientos que se suceden día a día.

Aquí todo está manga por hombro; El pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, sin esperar la decisión del Tribunal Supremo, pone en libertad al criminal Troitiño, con 21 muertos a sus espaldas, entre los que había cuatro niños. A la par de este en días sucesivos el goteo de criminales de ETA, asesinos comunes, pederastas y violadores, van siendo liberados. Todo por una decisión impuesta por un tribunal ajeno a nuestro estado y nación.

Mal asunto cuando las leyes protegen a los criminales y ningunean a los asesinados y sus familiares. Cuando esto sucede es señal de que el estado de derecho está enfermo.

La percepción de abandono y la injusticia lleva a los ciudadanos a protegerse de los delincuentes criminales ya que, el Estado y los jueces no lo hacen. Si esto sucede se corre el riesgo de que las victimas, cansadas de tanto cinismo y falsedad, se vean obligadas a  tomar la justicia por su mano. En ese preciso momento se acabó la democracia.

El gobierno tiene que decidir; o se está con las victimas o con los criminales. Aquí no valen discursitos demagógicos ni palmaditas en la espalda. Por lo que estamos viviendo, parece que de momento se está apoyando a los malos.

En estos casos de extrema gravedad, siempre aparece el tonto útil que utiliza el legalismo para dar la nota exótica poniéndose a favor de la ley, aunque esta sea injusta.


Para todos estos idiotas que apoyan esta salvajada, los jueces de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, y para los letrados del Tribunal de los Derechos Humanos, les conmino que cojan a toda esta gentuza y se la lleven a Bélgica, a sus casas y barrios para que vivan junto a ellos y cuando le violen o asesinen a él o alguno de sus familiares, les vuelvan a admistiar. ¡Ah! Y si esto suceda, no cambien la ley, ya saben que no se puede legislar en caliente. Cuanto tonto cría la democracia. 

domingo, 3 de noviembre de 2013

¡A por Franco! Que está muerto.

Desde que apareció el hombre en la tierra y a partir del invento de la rueda, la humanidad ha ido evolucionando hasta nuestros tiempos. Si no lo hubiera hecho, a estas alturas aun estaríamos saltando por las ramas de los árboles como los monos.

A las ideas les sucede lo mismo. Si no avanzan y se adaptan a los nuevos tiempos, corren el riesgo de quedarse anticuadas y caducas y por ende en el recuerdo de la  historia. Esto le está sucediendo al partido socialista de unos años para acá.

Felipe González, cogió un socialismo español rancio y de trinchera y lo colocó a la altura de los socialismos más avanzados de Europa. Pero tras la pasada por las manos de Zapatero ha regresado al 36.

El invento de una memoria histórica sectaria y oportunista ha resucitado los      recuerdos más tristes de nuestra nación. Ahora que ya habíamos aprendido a vivir juntos, llega este personaje de cortas miras y largos vuelos, con su odio trasnochado, buscando de nuevo el enfrentamiento entre hermanos.

Y para que no falte de nada, los sucesores del “genio” sagaz  acaban de promover una enmienda para que sean exhumados los restos del general dictador. ¿Estrategia política o falta de ideas?

Ambas cosas. Los representantes del socialismo patrio no tienen idea alguna con la que cautivar a sus seguidores. Quienes poco a poco van reculando a otras formaciones de izquierdas más actuales y coherentes. Para tapar esta carencia se dedican a jugar al despiste. Una vez se enteraron por el ex juez Garzón, que Franco había muerto, se envalentonaron y todos juntos se lanzaron a por sus restos como buitres.

Jamás los  franquistas han hecho tanta propaganda a Franco como estos fenómenos. Y es que anhelan aquella época. Mientras los desheredados de la fortuna, representados por el partido comunista, defendían a los trabajadores y le plantaban cara al régimen, ellos estaban el la facultad con sus chaquetas de pana y camisas de cuadros que sus papas les habían comprado en el Corte Ingles. Presumían de “progres” mientras acudían a los conciertos de Paco Ibáñez, Raimon, Lluis Llach, Labordeta y compañía. Esto era toda la oposición que hicieron al dictador. Ahora como esta muerto, ¡A por él!

El dictador murió en la cama. Franco ganó la guerra. El régimen franquista se suicidó para instaurar la democracia. Franco dejó como sucesor al rey D. Juan Carlos. Mientras todo esto sucedía, de la noche a la mañana surgieron como setas todos estos indocumentados que a falta de ideas siguen obsesionados con Franco y la iglesia católica.

Olvídense ya de Franco y pónganse a trabajar para salir de la situación en que estamos y podamos vivir mejor, más libres y felices. A ver si se dan cuenta de una vez, que este rollo del siglo pasado ya no vende. La gran mayoría de los ciudadanos tienen tan lejos el 36 que ni se acuerdan de quien fue Franco, ni les importa.

Con estas ideas peregrinas, flaco favor están haciendo al socialismo. Váyanse a contemplar nubes con el iluminado de su jefe y dejen paso a las nuevas ideas socialistas antes que acaben convirtiéndose en memoria histórica.

Por cierto, un consejo: no muevan mucho el cadáver del general. No vaya ser que se despierte. ¡Je, je, je!


Dan risa.

martes, 15 de octubre de 2013

Ignacio Diego, la osadía del incompetente.

El desplome industrial que está sufriendo la comarca del Besaya es incontestable. La situación económica se agrava día a día sin que nadie haga algo para evitarlo. Los seis mil parados comienzan a hacerse notar en la estructura comercial de la comarca, mientras los representantes políticos en el Ayuntamiento se pasan las culpas unos a otros pero sin aportar, ninguno de ellos, solución alguna.

En esta tesitura estamos, y para calentar más los ánimos, el presidente de la comunidad, Ignacio Diego Palacios, nos sale con unas declaraciones falsas y ofensivas: “Hay empresas que descartan Torrelavega por falta de paz social”. Después de esto, a su ineptitud para gestionar el grave problema que supone para Cantabria el desmantelamiento de su zona industrial, gracias a la cual ha prosperado Cantabria através de los tiempos, podemos añadir el desconocimiento de una de las comarcas más importantes y emblemáticas de nuestra región.  

En cualquier otro lugar de España, léase Asturias, País Vasco o Galicia, el presidente de su comunidad se comportara con la dejadez y la frivolidad con la que usted lo ha hecho, y se iba a enterar lo que es “falta de paz social”.

Tarrelavega siempre ha sido ignorada por el gobierno de Cantabria. Esta comarca se ha ido deprimiendo sin que en Santander importara mucho su futuro, sin considerar que más de la mitad de creación de riqueza de la comunidad salía de Torrelavega y la cuenca del Besaya. Su ignorancia, desconocimiento e ineptitud para gestionar la comunidad nos acabará hundiendo.

Después de ver su actitud e incompetencia, lo mejor es que dimita y vuelva a El Astillero, por el bien de Cantabria y para que “la paz social” vuelva a la, antaño, Ciudad del Dólar. Pero por favor, para contar cuentos y engañar a la gente, no vuelva por aquí. Los torrelaveguenses somos gente acogedora y cariñosa con nuestros visitantes, puede usted preguntarlo donde quiera que nos conozcan, pero los individuos como usted que vienen a reírse de nosotros, son personas non gratas.

No sería imparcial si no dijera que estoy de acuerdo con la señora  del PSOE Lidia Ruiz Salmón, al calificar las declaraciones del señor Diego de “inoportunas, demagógicas e irresponsables”. Pero señora Lidia, no creo que sea usted la más indicada para decirlo. Ustedes, los socialistas, han estado de alcaldes en el Ayuntamiento de Torrelavega desde el principio de la democracia, excepto el periodo del PRC, y el actual del PP, y no se les conoce actividad alguna para evitar la desindustrialización de la ciudad. El problema de la desaparición de empresas y el aumento del paro no ha venido de repente. Cuando comenzó, ya ustedes ostentaban el poder y no han hecho nada por evitarlo. Dejen el ventajismo político que ya no cree nadie y aporten ideas para solucionar este desastre, si es que tiene alguna, cosa que después de tantos años pongo en duda. Hasta la fecha no he visto resultados positivos proporcionados por su partido. Sorpréndame.

Y usted señor alcalde, Don Ildefonso, ahora tiene la oportunidad de luchar por su pueblo al que dice amar tanto. Afronte la situación con valentía. Un “carlistón” nunca se raja aunque le vaya en ello el puesto. Recupere el orgullo de pertenecer a Torrelavega y busque las subvenciones y ayudas económicas que la comunidad de Cantabria nos debe a todos los ciudadanos y trabajadores de la comarca, después de tantos años de enriquecer la comunidad.

Obras son amores, querido camarada. 

sábado, 12 de octubre de 2013

El aforado en España. Un crak.

Al comienzo de la democracia, allá por el año 78, 79, el entonces alcalde de Jerez, Pedro Pacheco, acuño una frase  que le hizo famoso: “La justicia es un cachondeo”. Las críticas, improperios y juicios de valor que le cayeron encima fueron la de dios.

El paso del tiempo nos demuestra que el alcalde de Jerez no iba tan descaminado. Lo de la justicia de hoy, no solo es un cachondeo, sino también un agravio al ciudadano normal que paga sus impuestos y ve como una sarta infinita de chorizos se los reparten entre sueldos prebendas y lo que debiera ir destinado al “estado bienestar” se lo llevan calentito sin que  el espoleo sea castigado como se debiera.

Aun no estamos curados de espanto de ver como a una pobre mujer que robo seiscientos euros para comprar dodotis y leche para su hijo, al juez de turno no le tembló la mano y la requería una burrada de años de cárcel. O a aquel aldeano que cogió te en el puerto para hacerse unas infusiones, te e infusiones que sus antepasados venían haciendo toda su vida, otro ilustre juez  le impuso una multa, de tal cuantía, que el pobre reo confeso no haber visto reunida tal cantidad de dinero en su larga vida. Y aquel caso de la vaca que se escapo de la cuadra con tan mala suerte, que fue atropellada por un turista dominguero dejándole mal trecho el automóvil. Le faltó tiempo al diligente juez de turno para exigir daños y perjuicios, e incluso cárcel, para el paisano que vivía solo en el monte con sus animales y la mala suerte quiso que el coche de un turista atropellara a una de sus reses. Se podrían citar mil casos más de este calibre en los que la justicia se esmera en su cometido. Cosa de agradecer, pues la impunidad de estos “peligrosos” ciudadanos puede acabar con la convivencia y la economía de la nación.

Pero ahora está la cara B de la justicia, en la que la rigidez judicial, en muchos casos (no me atrevo a decir en todos) brilla por su ausencia. Verán ustedes: En el año 2009 la policía tenía abiertos  730 investigaciones judiciales a cargos públicos por corrupción. La corruptelas de estos “servidores” de la patria no consistían en coger unos manojos de te. Unos eran por prevaricación, otros por cohecho y malversación de fondos públicos, falsedad, estafa, fraude fiscal y blanqueo de capitales. Estos cargos le caen a un simple ciudadano y no vuelve a ver la luz del día. Pero que ocurre con estos delincuentes; que son Aforados. Que te trincan con las manos en la masa; cuidadin, que soy aforado. Que de la noche a la mañana tienes un patrimonio más grande que el de Botín y te abren una investigación; no se pasen conmigo que soy Aforado. Palabra mágica y la investigación desaparece. Que eres el padrino de la mafia andaluza; ni tocarme que soy Aforado. Aquí comienza el baile, el cachondeo y la tomadura de pelo al ciudadano calle.

Vamos que ser aforado en España, es una especie de patente de corso que te permite robar lo que no está escrito y no te pasa nada.

Para más tomadura de pelo los ciudadanos vemos como gentes que antes de ostentar  un cargo político iban por la calle con “el moco colgando”, les detienen, les piden una fianza extratosferica y al otro día la depositan en el juzgado como si se tratara de calderilla. Solamente por este echo queda al descubierto. ¿De donde saca usted tantos millones de € de un día para otro? Es una pregunta que cualquier fiscal medianamente  inteligente, se haría. Pero como es aforado…

En estos tiempos que vivimos, los ciudadanos queremos ser aforados, políticos o yernos del rey.

Hagamos una consulta al pueblo ahora que está tanto de moda. ¿Quieren que los sinvergüenzas que nos gobiernan sean aforados?


¡O todos o ninguno!

domingo, 6 de octubre de 2013

De terrorista a héroe catalanista.

La chaladura general de los independentistas catalanes sigue la hoja de ruta sin conocimiento. Sus desvaríos históricos han llegado a cotas de alucinación. Los pueblos, para consolidarse como país, necesitan un pasado que avale su autenticidad. La historia del condado de Barcelona no es para los secesionistas  lo suficientemente épica para conseguir la tan ansiada independencia. Los condes de Barcelona no pasaron de condes, dependientes del reino de Aragón, por lo que no sirven como patriotas a los independentistas. Una nación que se precie necesita sangre de héroes. Si la historia no te los da, se inventan. Y en eso estamos.

El primer personaje en ser elevado a los altares heroicos patrios es Rafael Casanova, un jurista que en la guerra de sucesión de España eligió el lado equivocado al apoyar los intereses de Carlos de Austria (no de Cataluña) a la corona de España. Como es sabido fueron los Borbón los triunfadores. Aprovechando este pasaje bélico, los independentistas, viendo el filón que se les presentaba, adaptaron la historia a su leyenda particular y de la noche a la mañana tenemos a un   austracista convertido en un patriota catalanista que dio su sangre (poca, pues sólo fue herido)  por la causa de los  Mas, Oriol Junquera y compañía.

Pero hay que aumentar el santoral heroico. Para ello los independentistas reivindican la figura infame del fundador de la banda terrorista Ejercito Popular Catalán, Jaume Martínez (apellido eminentemente catalán) Vendrell. Este abyecto individuo tiene como valores aportados a mayor gloria de Cataluña, el asesinato, en 1977 del empresario textil José María Bultó.

Para el presidente de Ezquerra Republicana, Oriol Junquera, este terrorista, es merecedor de la calle que lleva su nombre en su pueblo, Santa Coloma de Cervelló, por su “patriotismo” y “buen comportamiento ciudadano”. Con estas valoraciones en favor de un criminal ya podemos sacar el perfil moral de semejante individuo.

La grandeza de una nación, pueblo o país esta en la generosidad de sus gobernantes para con los ciudadanos que ayudan a configurarlo y engrandecerlo. Si quieres héroes que enaltezcan el espíritu patrio, quita la calle a ese parásito desalmado y pónganle toda una rambla al señor Bultó. Un ciudadano que con su esfuerzo y capacidad de trabajo creó parte de la riqueza de Cataluña, tanto en lo económico como en lo humano.

Pero estos descerebrados rencorosos prefieren cegar para que otros no vean y con su odio visceral y cateto están destrozando Cataluña y dividiendo irremisiblemente a los catalanes.

Esta gentuza no es de fiar. O se les corta las alas, sin complejo. O acaban con Cataluña y con España como nación.


Hay que aplicarse señor Rajoy.

domingo, 29 de septiembre de 2013

Doña Susana, la osadía de la ignorancia.

Hace unos días, el señor Griñán  ha cedido su cargo de presidente en la Junta de Andaluza a su segunda de abordo la señora Susana Díaz, una mujer  cuyos méritos intelectuales y políticos se reducen a ser militante del PSA desde su adolescencia. Jamás ha trabajado en nada. Nunca ha sido responsable de lugar alguno de trabajo. Su curriculum laboral se reduce a trepar dentro del partido y haber terminado la carrera de derecho en un plazo record de 10 años. Toda una proeza académica. Pues bien. Esta es la nueva presidenta de todos los andaluces. Una ignorante funcional que sin pasar por las urnas, por medio del dedo “democrático” del señor Griñán, ha tomado posesión de la Junta de Andalucía sin pegar un palo al agua. A parte de emanar de un gobierno donde la corrupción está institucionalizada.

Hace falta ser muy valiente, para que sin vergüenza  ninguna con la  osadía  propia del mentecato esférico, se atreva desempeñar un cargo que la supera en todos los sentidos.

Pero su atrevimiento va más allá, y lo hace manifiesto en su discurso de investidura.  La imprudencia es el enemigo número uno del inane y esta buena mujer no ha defraudado.

En su discurso comunica  a todos los allí presentes que desea cambiar la manera de hacer política. Quiere terminar con la corrupción, de la que siente vergüenza y expresa su rechazo total, tanto a la complicidad, como a la tibieza hacia ella. Proponiéndose combatirla con todas sus fuerzas. Y expone una serie de medidas, que viniendo de quien vienen, se convierten en el bla, bla, bla incoherente y embrollador de siempre. Y para que no quede la menor duda de sus buenas intenciones, remata la faena con el compromiso personal de que la trasparencia sea el principio rector del futuro funcionamiento de la administración.

Toda esta palabrería, pues no se puede calificar de otra manera, se la vino abajo pocos días después. El recién elegido Vicepresidente de la Junta de Andalucía “Don” Antonio Vicente Lozano, es imputado, por la jueza Alaya, en la causa de los ERE por presuntos delitos de prevaricación y malversación de Caudales Públicos. Y le impone una fianza de Responsabilidad Civil de cuarenta y seis millones de €, a fin de asegurar las responsabilidades pecuniarias que puedan declararse procedentes. Si este señor, solo conocido en su casa por Navidad, paga esta fianza, para mí deja de ser presunto y tendrán que investigar de donde saco ese dinero. A no ser que se lo haya dejado Barcenas.

Doña Susana, cuando uno tiene el rabo de paja lo mejor es ser prudente. ¿A quien quería dar clases de honradez con su discurso pleno de mentiras y demagogia barata? Si en verdad desea acabar con la corrupción, pronto le ha llegado la ocasión. Su segundo cesado y toda la documentación que pida la jueza enviada inmediatamente. Ver para creer.


Después de esto yo me pregunto: ¿No hay vida inteligente en toda Andalucía que acabe con esta chusma de indeseables, zafios, ignorantes y ladrones? 

Torrelavega agoniza.

Atrás quedan los tiempos en que Torrelavega era considerada el centro motor de la industria, el comercio y la ganadería en Cantabria. De aquella ciudad del dólar, como era apodada por su prosperidad, ha decaído hasta convertirnos en la ciudad del paro y la ruina.

Através de los últimos tiempos, hemos visto impasibles como nuestra ciudad iba perdiendo peso industrial y comercial sin que nadie hiciera nada para remediarlo. Mientras Santander, y otros municipios sin estructura industrial ni tradición, se ponían en marcha proyectando polígonos industriales que captaran pequeños y medianos grupos empresariales,  nuestros representantes políticos y sindicales, veían cerrar una a una las empresas emblemáticas de nuestra ciudad sin buscar alternativas laborales al desastre que se venia encima.

Las buenas palabras del Señor Diego, las nobles intenciones del Señor Ildefonso, no parecen surtir ningún efecto. Se han quedado sólo en eso, en palabrería política. Está visto que esta situación sólo podemos arreglarla los ciudadanos.

Aún estamos a tiempo. Ya está bien de tomaduras de pelo. Los ciudadanos de Torrelavega no podemos seguir callados. Éste no es un problema sólo de los trabajadores de Sniace y demás trabajadores de la comarca que se encuentran amenazados de despido. Éste es el problema de toda una comarca que por culpa de nuestra dejadez, la estamos condenando a la miseria. Somos nosotros, todos los ciudadanos de Torrelavega, los que tenemos que decir ¡basta! Por desgracia para el pueblo, los políticos municipales no están a la altura de las circunstancias, y los del Gobierno Regional hace tiempo que nos tienen olvidados Apelemos a muestra dignidad de torrelaveguenses. Gritemos ¡ya basta! Unamos nuestras fuerzas y salgamos a decirles a todos aquellos que quieren hundir nuestro pueblo, que estamos vivos y dispuestos a poner a cada cual en su sitio.

Torrelavega bien merece una política económica por parte del Gobierno Regional. Durante muchos años Santander y Cantabria vivieron a costa de la productividad de esta comarca, ya es hora de que las ayudas sean para nuestra ciudad. Tenemos la obligación y el derecho de exigir a nuestros representantes soluciones ya. Si para conseguirlo tenemos que utilizar métodos más contundentes así debemos hacerlo. Contra grandes males hay que aplicar grandes soluciones

 Desde estas líneas quiero enviar a los ciudadanos de Torrelavega una llamada a la movilización. Yo sólo soy un ciudadano que también se siente culpable de lo que está sucediendo, pues mi pasividad, ha contribuido a esta situación. No se como organizar una movilización ciudadana que haga despertar las conciencias de nuestros gobernantes. Lo único que puedo es dejar ahí la idea y que la retome quien o a quienes corresponda.


Por la recuperación de la comarca unir fuerzas. 

lunes, 23 de septiembre de 2013

El enfado del Sr. Pérez.

Estos políticos españoles son la caña.

Miren que con la que está cayendo hay razones más que sobradas para enfadarse cada mañana al abrir el periódico, y ver en primera plana que la jueza Alaya va a enjaular algún nuevo pájaro implicado en el reparto fraudulento de los ERE. Pasas la hoja y te das de bruces con una fotografía de Bárcenas fumándose un puro en la cárcel con total tranquilidad. O esperas con angustia el fallo del caso Faisán. O te ha tomado el pelo los del COI  y nos dejaron con cara de tontos y sin Juegos Olímpicos. Cualquiera de estas noticias y muchas más que suceden cada día, pueden ser motivo de cabreo.

¡Pues no! Al jefe de la oposición lo que le ha enfadado es que la presidenta de la cámara, señora Villalobos, se dirigió a él por su primer apellido, Pérez.

Pero vamos a ver D. Alfredo Pérez Rubalcaba. No debe enfadarse por tal nimiedad, más tratándose de  una persona como usted, ya curtido en mil batallas de otras tantas guerras parlamentarias en las que usted a participado directa e indirectamente. Además de este asunto de con que nombre se le debe aludir tiene usted una gran culpa. 

Recordemos. En sus comienzos políticos incorporado al PSOE de Felipe González, ya ha llovido desde entonces, pues lleva usted en política más que Jordi Hurtado en Saber y Ganar, (perdónenme el chascarrillo pero no he podido resistirme a chiste tan simple), era el apellido Rubalcaba su nombre de batalla política. Todos los medios de comunicación se hacían eco de sus proezas políticas con este nombre, lo que trajo como consecuencia que Rubalcaba quedara unido inexorablemente al tiempo de la corruptela, de la banda de los GAL de entonces. Posteriormente, ya con ZP, continúa desempeñando el papel de muñidor de intrigas y sospechas que usted maneja con naturalidad asombrosa. Con el mismo nombre de Rubalcaba, en esta época surgen las sospechas de los pactos con ETA, o del chivatazo del Faisán, dejando pringados a unos buenos profesionales de policía.

El desastre del gobierno ZP, del que Rubalcaba también tiene parte de responsabilidad  como vicepresidente que era en ese tiempo, le deja a usted fuera de juego. Ahora es cuando viene el primer desconcierto con su nombre. Ya no quiere que le llamen Rubalcaba pues recuerda todas las fechorías cometidas por usted hasta la fecha, y pide a sus compañeros y camaradas que le llamen Alfredo. De esta manera trata de borrar su pasado y se presenta como una persona nueva, Alfredo. Tan nueva que después de ocho años con ZP, viendo como se desmorona España, llega a decir: “se como solucionar el problema”. Si lo sabía, porque no lo dijo cuando estaba en el poder, hombre de dios.

Y ahora le llaman Pérez. Tengo una teoría al respecto. Pienso que en vez de enfadarse con la señora Villalobos, debiera darla las gracias. Me explico. Gracias a esta señora, todos aquellos, que por desconocer su primer apellido, cruelmente, pusieron en duda su honor y fama, deberán retractarse y pedirle perdón. Por otro lado, piense que el apellido Pérez, le tiene usted impoluto y sin amortizar. Aprovéchese de ello y diga a sus camaradas que de ahora en adelante le llamen Pérez. Quizás de esta manera pueda despistar a aquellos compañeros que le tienen en el punto de mira esperando se ponga a tiro para desmontarle del poder y mandarlo , como a su antecesor, a mirar nubes.


Hágame caso. El Alfredo comienza a oler a chamusquina. De ahora en adelante Pérez.  

sábado, 21 de septiembre de 2013

La jueza estrella argentina.

Es asombroso hasta donde puede llegar el ser humano para poner notoriedad en su monótono día a día. Hay personas sin moral ni escrúpulos, con ínfima educación académica y nulo sentido de la dignidad que venden su vida privada con total bajeza por un puñado de euros y unos minutos de efímera fama. Solo hay que conectar alguna cadena de TV para ver la degradación a la que se somete este tipo de individuos. Dan pena. Incluso, en algunas ocasiones te mueven al perdón. De esta jarcia no se puede esperar otra cosa, solo degradación e ignominia.

Pero la cosa cambia cuando quien busca la fama, el estrellato y el aplauso hasta la idolatría a cualquier precio, es una persona de estudios universitarios, con una formación  moral contrastada, juiciosa, sensata y comedida. Estas cualidades la han llevado a desempeñar un cargo de alta  responsabilidad dentro de la sociedad. En esta ocasión,  un personaje de esta prosapia no merece el perdón ni la más mínima comprensión del resto de sus conciudadanos.

Me refiero a su señoría Doña. María Romilda  Servini de Cubría. Jueza argentina que está a cargo del Juzgado Federal nº 1 de la Capital Federal. Esta emuladora del juez Garzón, al igual que este, se le ha ocurrido pedir a la ITERPOL la detención y extradición a la Argentina de cuatro individuos, colaboradores del franquísmo durante la dictadura,  por delitos de represión 

Parece ser que esta "noble" letrada busca la fama y el reconocimiento internacional a costa de resucitar el doloroso pasado que nuestros padres y abuelos tuvieron que sufrir. Primero, con una guerra fraticida en la que perdieron todos, y luego en una posguerra miserable en la que los ganadores impusieron la ley y orden, que los perdedores tuvieron que soportar y sufrir. Utilizar los malos recuerdos y las pesadillas de toda una nación para conseguir un titular de prensa y mediante la publicidad que esta otorga querer llegar a la fama, me parece una vileza inconmensurable solo propia de mentes mezquinas y ruines.

Quiero decirle a su señoría que los españoles, allá por el 75, promovimos una transición que fue, y es considerada ejemplar por el mundo entero. Y que en nuestra  constitución nos concedimos un perdón y una amnistía general que buscaba olvidar las malas obras del pasado y ganarnos, todos juntos, el futuro.

Como veo que usted tiene poco que hacer, le puedo aconsejar algún trabajito. O mejor dicho; uno solo que le va a llevar más tiempo que andar buscando viejos fantasmas franquistas ya decrépitos, o tal vez muertos. Además lo tiene usted cerca y no hace falta que pide la extradiciónes. Investigue usted a la familia Kichner y su presidenta doña Cristina. Le prometo que le va a resultar apasionante. Los arrestos que usted demuestra buscando entre la basura del pasado, que todos los españoles de buena fe queremos olvidad, demuéstrelos sacando a la luz el inmenso patrimonio que doña Cristina y sus allegados están haciendo a costa de todos los chanchullos, robos y expropiaciones ilegales que están haciendo al pueblo argentino. Eso sería un acto patriótico y noble que la catapultaría a usted al estrellato. Esta es la autentica fama y no la de andar buscando tumbas y muertos de otro país. Por cierto, también puede buscarlos por su casa en los ratos libres que le deje la ardua tarea de desenmascarar a la pléllade de cacos que se esconden en la Casa Rosada.No copie usted a Garzón. Ya sabe que hay un refrán en España que dice: “el que la copia la mama”


Deje usted de mamarla doña María. Sea  una señora a pesar de todo.

domingo, 15 de septiembre de 2013

La cadena catalana.

Otra Diada nacional-independentista en memoria del quimérico héroe Casanovas, baluarte del secesionismo enfermizo de una parte de la sociedad catalana. Una facción del pueblo catalán que aunque no sea multitudinaria, es  profundamente propagandista y reivindicativa. Algo que el gobierno español, dirigido por el señor Rajoy con una mayoría absoluta, debiera plantearse la posibilidad de terminar de una vez por todas con la postura chulesca y difamadora de una serie de energúmenos que queman banderas de España y fotografías del rey con total impunidad y el beneplácito de los Mossos d´Esquadra.

No entraré en la guerra del número de participantes en la formación de la cadena independentista. Me da lo mismo que sean un millón o cuatrocientas mil las personas que han acudido a la llamada secesionista, lo que me preocupa e inquieta es que en Cataluña hay un problema ciudadano grave, que debido a la dejadez cobarde  de los distintos gobiernos españoles, cada año va en aumento y hasta la fecha ninguno de ellos, ha tenido el valor de cortar de raíz, las constantes manifestaciones anticonstitucionales.
La inanidad de nuestros gobernantes, más preocupados, de sus corruptelas y de la forma de mantenerse en el poder, que de gobernar, son los culpables de esta situación. La dejadez y el mutismo del gobierno español, ha dado alas a los independentistas, situándolos en un lugar del que ahora es difícil sacarles para colocarles en el lugar del que no debieron salir nunca.

Aún estamos a tiempo. Alguna vez hay que decir basta. Los ciudadanos, que en estos momentos de crisis estamos haciendo ímprobos sacrificios para salir adelante, necesitamos ver un gobierno fuerte al que no le tiemble la mano a la hora de aplicar justicia. Ya no vale el cuento de la negociación. Ese truco ya está sabido. Lo que los nacionalistas llaman negociación, no es otra cosa que un chantaje permanente. No se puede estar constantemente cediendo a las locas vanidades de una minoría de ilusos que utilizan el victimismo como fuente de ingresos para, a nuestra costa, sacar adelante los aires de grandeza que están acabando con Cataluña y, si no lo remediamos, con España.

Para solucionar de una vez por todas este problema hay dos caminos. Uno; aplicar los artículos de la constitución y las leyes pertinentes al caso autonómico. Incluyendo la suspensión de la autonomía si fuera necesario. Dos; hacer el referéndum que piden. Y que escojan si lo desean solo en Cataluña o en toda España.


Si de verdad quieren ser  independientes, lo mejor es que se haga en toda España. Seguro que se llevaban una sorpresa. Porque estos cara dura, en su loca soberbia no se han parado a pensar que no solo son ellos los que quieren separarse de España, también hay muchos españoles que estamos hasta las narices de aguantar sus insultos mentiras e improperios.

miércoles, 28 de agosto de 2013

Artur Más. El incombustible

Se ha inaugurado el nuevo curso político en Cataluña. Ha llegado el momento de abrir las carpetas gubernamentales, aparcadas durante el verano, y enfrentarse a los problemas no resueltos en el curso anterior y los generados en el tiempo estival.

La situación no ha variado mucho respecto al curso anterior. El déficit sigue siendo monstruoso, anda sobre los 47 mil millones de €. La sanidad cada vez está más hundida. Los trabajos escasean. Parece ser que las empresas van dejando Cataluña para instalar sus centrales en Madrid, u otros puntos de la geografía española. Hay rumores de desnutrición entre una parte importante de la población infantil. Al parecer el honorable D. Artur Más, tiene la intención de prorrogar los presupuestos, pues el momento económico actual, después de tantos cambios y altibajos, no está para muchas alegrías. El “explotador gobierno español” acaba de mandarles 28 mil millones de €. Pero los gastos de una nació son muchos. Embajadas, promociones de la lengua y cultura catalana en los lugares mas recónditos del mundo, viajes a Bruselas, recepciones y comilonas de los abnegados político-patriotas para que Europa sepa, de una vez por todas, que Cataluña no es España. Manifestaciones y actos multitudinarios a favor de una nación independiente, rica y feliz y un largo etc. de dificultades, acaban con los 28 mil millones en un instante. Además tenemos el problema de la corrupción de los prebostes del gobierno de la generalitat que esta comenzando a resquebrajar los cimientos de la idílica nación catalana.

Con estos antecedentes, el nuevo curso se presenta difícil y duro para cualquier gobernante. Las dificultades son muchas en los tiempos de crisis que vivimos y los recursos escasos para hacer frente tan alto reto.  Pero D. Artur no es un dirigente cualquiera y como siempre nos sorprende a todos con su imaginación y cuan paladín de Cataluña sale al paso de tanta contrariedad y adelantándose a cualquier otra cabeza pensante del preclaro gobierno de la Generalitat, ya tiene sobre la mesa una pregunta trascendental que puede salvar tan complicada situación: ¿Deben formar parte los consejeros de la cadena humana independentista que se organizará el día de la Diada?

En fin, a lo que nos tiene acostumbrado este lumbreras.


(En recuerdo a la fenecida revista La Codorniz)

lunes, 26 de agosto de 2013

Picardo. Un milord de tercera división.

Mis estimados lectores: este señor, que veis en la fotografía, de eminente papada, con cara de guitarrista de "tablao" flamenco y cierto parecido, si no fuera por el bigote, con el presidente de Venezuela, señor Maduro, no es  otro que “Ser” Fabián Raymond Picardo. Ministro principal de Gibraltar. Al cambio, en España, un alcalde de barrio.

Este personaje, que parece sacado de una opereta bufa de ínfima calidad, es quien dirige los designios de la roca de los monos y quien, con el desparpajo propio de la osadía que proporciona la ignorancia, trata de complicar la vida a los ciudadanos de la Línea de la Concepción  y al gobierno de España.

Naturalmente,  este patético siervo de su graciosa majestad británica, no tiene poder alguno de decisión, ni acción, dentro de la estructura política y social del Reino Unido, por lo que sus declaraciones no tienen más valor del que le quiera dar según quien las escuche.

Lo que choca a primera vista, es que un señor que ha estudiado derecho en el Oriel Collage de Oxford, que tiene la distinción de ser la institución  más antigua de la ciudad, puede decir en una entrevista, las barbaridades que este botarate ha dicho al periódico el mundo. Pero todo encaja, cuando te enteras que la licencia que posé para ejercer como abogado, solo es valida en Gibraltar y en las Islas Vírgenes Británicas. Vamos que por el parlamento, ni verle. Queda claro que este sujeto está considerado en su querida isla, como un “milord de tercera división”.

La osadía de este petimetre le hace decir: “tenemos derecho a crecer y traer el arena de donde sea”. Señor Fabián, esa misma idea la tuvo, hace muchos años, un austriaco bajito, con un bigotito parecido al de Charlot y emprendió presto camino hacia Polonia. No se si sabe lo que sucedió después. Afortunadamente, usted no es nadie y sus palabras suenan a chanza y sirven para regocijo del personal. En caso de tener poder, sería considerado como un  peligro para la humanidad, al igual que el del bigotito. Usted, a lo que puede aspirar es a desarrollarse, cosa legitima en cualquier comunidad, pero no a expandirse, pues no tiene ni tierras ni mar para hacerlo. No se puede andar por el mundo levantando nuevas frontera. Ya no estamos en la edad media aunque usted se lo crea.

Respecto a coger  arena de donde sea. Su desordenada cabeza vuelve a jugarle una mala pasada. La arena, que usted usurpa, está en Valdevaqueros, una playa cuyas dunas están protegida por medio ambiente, perteneciente a Tarifa. Y Tarifa, por si en su locura imperialista no le suena, pertenece a España.

Tengo que reconocer, lo cortes no quita lo valiente, que tiene gracia cuando dice: “al gobierno español solo le falta decir que a la madre de Marco la tenemos aquí secuestrada hace cuarenta años”. Pues no lo ha dicho, pero conociendo su forma de proceder puede ser posible. En fin, veremos si hay suerte y la comunidad europea les hace una buena inspección, así salimos de duda.

Bueno, ministro principal de Gibraltar, D. Fabián, cuando vuelva usted a abrir la boca sea más comedido. Recuerde que usted no es David Cameron, este es un “pata negra”. Que es simplemente, para los españoles, un alcalde de barrio, y para sus dueños británicos un milord de tercera división.
 Que Dios le ampre, lumbreras.

viernes, 16 de agosto de 2013

Gibraltar otra vez.

Cada cierto tiempo los aprendices a británicos, ciudadanos de la roca de Gibraltar, nos recuerdan, en plan toca-pelotas, su vecindad mediante provocaciones salidas de tono y fuera de la ley, que despiertan en nosotros el amor patrio que descansa indolente en lo más profundo de nuestros corazones.
A mí este peñón habitado por monos y piratas, me trae al pairo. No me interesan para nada e incluso me parece bien que vivan tan ricamente siempre y cuando no molesten. Pero parece ser que la educación recibida por los británicos en estos trescientos años, les lleva por el filibusterismo y despotismo del que han hecho gala los hijos de la Gran Bretaña a lo largo de la historia. Ya se sabe: “de padres gato, hijos michines”.
La Pérfida Albión se ha caracterizado siempre por pasarse por el arco del triunfo las leyes internacionales haciendo prevalecer sus normas e implantando su sistema social en todas las colonias  conquistadas o robadas. Gibraltar no iba a ser la excepción, los llanitos se han acostumbrado ha hacer lo que les venga en gana sin que el gobierno de España les pare los pies, y esto es lo que sucede cuando te  dejas tomar el pelo durante tantos años. Hicieron un aeropuerto en un terreno que no les correspondía. Persiguen a los pesqueros de la Línea y cuando las patrulleras de la Guardia Civil, van a protegerles son secuestradas por las británicas sin que esto produzca en nuestro gobierno una reacción que vaya más allá de una enérgica protesta, que produce la risa hasta de los monos del lugar.
Ahora se dedican a rellenar una de las zonas de pesca de nuestras aguas  con bloques de cemento, para impedir el trabajo de nuestros pescadores. Esta vez parece que el Gobierno ha reaccionado y les ha cortado, de momento, las alas. Los Británicos, no acostumbrados a que España reaccione en defensa de los intereses patrios, han puesto el “grito en el cielo” y hasta el alcalde de Londres, un tal Boris Johnson, ha unido su voz a miles de hooligan dolidos en su honor ingles. Que es un honor diferente a cualquier otro.
Este tal Boris, se ha puesto como un basilisco, y ha exigido a España que quite sus manos de Gibraltar. Se quitaran cuando los llanitos quiten los bloques arrojados en nuestras aguas. Porque vera usted "Lord Boris", si atendemos a las disposiciones del tratado de Utrecht de 1713, España cede a la Gran Bretaña, el castillo las aguas del puerto y el territorio de la ciudad de Gibraltar. Luego son ustedes quienes están metiendo sus manos en España. 

Entérese antes de hablar. Que oportunidad ha perdido para callarse la boca. Así los españoles no nos hubiéramos enterado que es usted un analfabeto, como muchos de sus conciudadanos. Señor Johnson, no solo tiene historia su isla. ¡Si yo le contara!  

lunes, 12 de agosto de 2013

El cinismo de la canalla política.

Cada día que pasa me producen más repulsión los políticos.
Para explicar mi asco y repugnancia hacia esta casta de depredadores sociales, nada mejor que ponerles dos ejemplos que hace revolver las tripas por la impotencia, hasta el más abyecto de los sentimientos, el odio a semejantes mentirosos, que han hecho de la falsedad y el cinismo su medio de vida. No importa a costa de que o de quienes en tanto en cuanto ellos medren.
Fíjense bien en esta fotografía. ¿Les reconocen? Sí, son ellos; el ex honorable Jordi Pujol y su hijo. Ellos son los que se envuelven en la bandera de Cataluña. Los que cantan el segador por todas las esquinas. Los que luchan heroicamente, con desden y sin desmayo, contra las felonías  y acoso de España. Los que están dispuestos a entregar su vida por la independencia de su amado pueblo. Todo mentira. A estos “señores”, junto a una Pléyade de plañideras nacionalistas, les importa Cataluña, y los catalanes un bledo. Quizás la independencia sea lo único importante en su falaz discurso. Naturalmente su interés es particular, no tiene nada que ver con el pueblo, pues en caso de independencia todos ellos podrían seguir viviendo a costa del pueblo catalán sin ningún temor a que el gobierno español les pidiera cuentas de sus fechorías.
¿Por qué digo esto? Verán; Según un Informe Interno de la Brigada de Blanqueo de Capitales de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscal de la Policía Nacional, (UDEF) se ha podido constatar que la familia Pujol ha hecho grandes inversiones de capital en EEUU, Argentina y México, siempre mediante sociedades interpuestas y la mayoría en paraísos fiscales.
Mucho amor a Cataluña pero, la pela es la pela, y los cientos o tal vez miles de millones fuera de su amado país y a buen recaudo en paraísos fiscales mientras, un alto porcentaje de sus amados niños catalanes rayan la indigencia y están mal nutridos.
Ya cuento con los políticamente correctos que me llamaran demagogo. Pues no Realidad.
Fíjense bien en sus caras y cuando les hablen de su amor y abnegación por la patria catalana recuerden su catadura moral.

Otro ejemplo de desfachatez e incoherencia política la encontramos en la señora Christine Lagarde, la directora del FMI.
Esta señora es otra de las impresentables mantenida por los impuestos de todos los europeos. Es ni más ni menos la directora da la institución que maneja el cotarro económico dentro de la Comunidad Económica Europea. Pues bien, esta buena mujer, esta acusada por la Fiscalía de Francia, en lo que se llamó el caso Tapie, por complicidad en “falsedad de documento público y malversación de caudales públicos”, en el tiempo que fue Ministra de Economía en el gobierno del ex presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, por el pago de 403.000 millones de € al empresario francés Bernard Tapie. Amigo personal del ex presidente de la República Francesa.
Con tan solo esa sospecha, esta señora no debe seguir ostentando el cargo de alta responsabilidad que aun ocupa. Pero no solo mantiene su cargo sino que además se permite el lujo de aconsejar al gobierno español que reduzca los salarios a los trabajadores. Ella, que lo primero que hizo cuando fue nombrada directora de tan importante organismo,  fue subirse el sueldo un 11%, en contra de  la política de moderación salarial del FMI. Cobrando a partir de ese momento 324.000 € netos al año y libres de impuestos.
En estos momentos es cuando echo en falta un gobierno enérgico con una representación en Europa valiente y fuerte que se atreva a pedir la dimisión de esta presunta y la conmine a no meterse en los asuntos interiores de un país soberano como España. Ahora es el momento de escuchar la intervención de Almunia exigiendo la dimisión inmediata de esta mentecata, él que tan rápido estuvo para pedir que España devolviera los dineros concedidos a las empresas navales de nuestro país. Pero con estos políticos de medio pelo no veo claro que así llegue a suceder.

Dos ejemplos de cinismo que te revuelve las entrañas.

martes, 23 de julio de 2013

El bocazas bananero.


El otro día, como tengo costumbre hacer a diario, leí perplejo las acusaciones que el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moro, dedicaba  al señor Rajoy, sin ninguna decencia o pudor.

Este prohombre sudamericano, se subió al estrado revolucionario “chavista” vestido con su “chandarito” multicolor, con el que está “elegante a la par que sencillo” y sin encomendarse, ni dios ni al diablo, asesorado sin duda por el pajarito en que su mentor, señor Chávez, se ha reencarnado, viniendo a turbar sus siestas caribeñas, abrió sus fauces de mono aullador y comenzó con la vieja letanía aburrida y sectaria de los “dictadorzuelos” populistas del cono sur.

Resulta que Rajoy y la clase política española es de lo más corrupta de Europa. Aparte, Rajoy es el brazo financiero de la derecha fascista venezolana. Es el “padrino” de la mafia que ayuda a su opositor Capriles a dar un golpe de estado. Con la aquiescencia al parecer, del gobierno chileno.

La vehemencia demente de este individuo solo puede ser comprendida desde el prisma de la incultura inocente de los sufridos ciudadanos de su país.

Este inope funcional de dudosos valores intelectuales, que ha cerrado aquellos periódicos y televisiones de su país que no fueran afines a su trasnochado y  utópico movimiento político. Que  poco a poco está aniquilando a la oposición y a todo aquel que no piense como el. Cuyo triunfo electoral está en entredicho y, como principal gestión política hasta la fecha, está en la compra de, no se cuantos miles de rollos de papel higiénico. Este dechado de virtudes democráticas, quiere dar lecciones de honradez libertad y democracia a un presidente que ha sido elegido democráticamente y logrado, limpiamente, una  mayoría absoluta.

No sé quien fue que dijo: “los tontos son como los cántaros, cuanto más vacíos están, más ruido hacen al caer”, pero era un fenómeno.

¿Qué hacer ante esta situación y con semejante individuo? ¿Llamamos a consulta al embajador de turno? ¿Hacemos una protesta formal? ¿Exigimos explicaciones, y que  se disculpen por los insultos y falacias cometidas, al igual que ellos con el cuento del avión de Evo?

A los tontos lo mejor es obviarlos. Si les das chance cogen confianza y se vienen arriba y no hay peor cosa que un tonto que se crea importante.

Señor Maduro, siga con su chándal multicolor y no deje de hacer caso al pajarito. Dígale que le enseñe a volar por si acaso en algún momento tiene que salir zumbando. Olvídese del señor Rajoy. Últimamente ni habla ni hace caso a nadie. Menos a usted. Y quite esta obsesión que tiene usted por España. Vuelva a atacar al imperialismo USA, que es más socorrido y seguro que le gusta más a los Castro y a sus votantes.

Lo que hay que hacer para que no te expropie este “demócrata de toda la vida”.
 ¡Que Dios le ampare D. Nicolás!    

domingo, 21 de julio de 2013

El servilismo hacia Cataluña.

Si aún quedaba alguna duda de que en España hay dos varas de medir cuando se refiere a la comunidad independentista de Cataluña, sólo tienen que ver lo que le ha sucedido al Señor Director Adjunto de la Marca España, D. Juan Carlos Gafo.

Este señor, que debe defender  la Marca España como representante de la misma y como español, cogió un gran cabreo cuando en los mundiales de natación de Barcelona, los fascistas intolerantes de los independentistas silbaron el himno de España.  Tuvo entonces la mala fortuna de pensar en voz alta. Tan alta, que lo puso en su “Twitter”: “Catalanes de mierda. No se merecen nada”.

Siempre he sido de la opinión que el insulto es una violencia verbal que se debe evitar siempre. Pero hay ocasiones, sobre todo si son reiteradas, en que por muy educado y equilibrado que seas el subconsciente y la repetitividad de agravios contra ti o tu entorno, la indignación te hace decir improperios de los que ya no sirve el arrepentimiento.

Esto le sucedió a D. Juan y estoy seguro que el 98% de los españoles hubiéramos dicho lo mismo de estar allí en aquel momento. Hasta lo expresaríamos con las mismas palabras.
Lo mismo me sucedió cuando los nacionalistas catalanes quemaron la bandera de España. O el día en que incendiaron las fotografías de los reyes de mi patria o quemaron la Constitución Española en la plaza pública. En estas ocasiones el Ministerio de Asuntos Exteriores estuvo lento y laso en su actuación. Parece ser que los catalanistas estaban haciendo uso de su libertad de expresión. Sin embargo, cuando el señor Gafo hizo uso de la suya, tomo la vara de medir y les ha faltado tiempo para investigar tan grandioso agravio. ¡Qué eficacia! Ya se sabe:”Fuertes con los débiles. Y débil con los fuertes”.

Si no se entiende mal, esto quiere decir que todas las tropelías que hacen los nacionalistas catalanes contra la “puta España”, es libertad de expresión. Cuando el señor Gafo expone la suya, inmediatamente todos los sopla-pitos del Ministerio de Asuntos Exteriores se ponen en marcha y deciden que lo de D. Juan es un terrible insulto a la dignidad del “país catalá”. De lo que se deduce sin mucha dificultad que los catalanistas tienen derecho a la libertad de expresión y D. Juan, como es español y no piensa como ellos, no.

Estas actitudes son las que hacen sospechar del servilismo del gobierno español ante el fascismo catalanista.

En cuanto a usted, señor Gafo, ya no envíe más mensajes disculpándose, está bien claro el calentón del momento. Cualquier español de bien lo hubiera tenido. No se exponga usted más a las criticas canallas y sectarias de esta gentuza. Usted ha tomado la decisión correcta y ha pagado su error dejando su puesto, precisamente por defender a España y su marca.

Deje que sean los pelota del Ministerio de Asuntos Exteriores quienes sigan bajándose los pantalones cada vez que los catalanistas hagan uso de “SU” libertad de expresión. Pero que tengan cuidado que en una de estas… un tropezón, un resbalón y… ¡zas! Les perforan la retaguardia.


Con la mayoría de los españoles ya está en paz señor gafo. Un saludo. 

domingo, 14 de julio de 2013

¿Que no entiende la señora Merkel?

El estereotipo más común de los alemanes entre la ciudadanía española, es el de “cabeza cuadrada”. Esto es, una persona obstinada, testaruda, contumaz, intransigente, fanática y cabezona. Y he de decir que en mi vida no he escuchado una frase tan corta que defina de forma tan precisa a un individuo o una nación. Bien, pues en manos de estos señores tan sesudos e irreflexivos está la economía europea.

El mundo, a lo largo de su dilatada existencia, ha ido evolucionando gracias a la creatividad y originalidad de los pueblos que le habitaban, quienes con su trabajo fueron capaces de generar bienestar y riqueza para su tribu, primero, luego su pueblo y por último a su nación y país.

Da la casualidad que las civilizaciones más avanzadas provenían de los países mediterráneos.  Mientras en Grecia, Roma, o Hispania, se producía un avance económico social y cultural, del norte nos invadían los pueblos de origen germánico, (los antecesores de la Sra. Merkel,) godos, visigodos, ostrogodos, francos, vándalos, burgundios. Todos ellos mano de obra violenta y poco cualificada. Pero esta vez sin la connivencia Zapatero. Lo digo para aquellos ingenuos que después del tiempo trascurrido no acaban de comprender que a estas alturas de la crisis ya nada tienen que ver las majaderías del iletrado ex presidente. Pero volvamos a lo que nos ocupa en esta ocasión. Como decía, son los descendientes de estos pueblos bárbaros quienes ahora dirigen la economía europea. Y lo hacen de la forma y manera en que ellos ven la vida. Austeridad hasta el límite de la miseria y la torpeza llegando al ahogamiento del mercado común.

Las cabezas cuadradas tardan mucho en comprender hasta las cosas más sencillas y, una vez que lo hacen, ya van a “piñón fijo” sin pararse a pensar si puede haber otras soluciones menos costosas y más eficaces. Vamos, que sus pocas luces no les deja ver el problema más allá de lo aprendido sesudamente.

La persona inteligente es reflexiva y creativa y estas virtudes son las que han llevado a la ciencia, la cultura y la economía a las altas cotas que ahora ocupan logrando de esta manera la evolución social que ahora disfrutamos. Al menos en los países de occidente.

Cuando uno se da cuanta que las cosas no avanzan como se deseara, sería incesante y necesario escuchar otras movidas económicas, evaluarlas y ver si son más propicias, y no insistir en el error. Pero esto también es difícil de entender por la señora Merkel.

Esta oronda señora, de carácter y aspecto marcial, no solo no se entera de las penurias  que están soportando los países del sur por su política miserable y asfixiante, sino que está convencida de lo efectivo de su gestión. Solo hay que escuchar los piropos que últimamente le dedican desde Bruselas a Rajoy y a España animando a continuar por este camino e incluso a hacer más recortes y nuevos impuestos. Hay que ver las caras de satisfacción del señor Rajoy y Guindos cuando lo manifiestan en las ruedas de prensa. Pero estos piropos, que tanta satisfacción causa entre los miembros del gobierno, están faltos de consistencia y se desmoronan cuando sales a la calle y te das de bruces con la realidad de la situación.

Después de estas lisonjas, todo hace pensar que en la cabeza cuadrada de la señora Merkel no entra un ápice de claridad. Su fanatismo político-económico esta llevando a Europa a un desastre similar al que sus antepasados, aquellos arios dirigidos por otro mesías de dudosa capacidad mental, quisieron hacer del mundo: una cloaca fascista.

Hay que sacar a esta señora de la abstracción irreal en que levita y ponerla los pies en la tierra. Yo propongo que los seis millones de parados, los del 15M, los jóvenes que buscan su primer empleo, los mayores de 50 años en plena capacidad mental y laboral, y demás pobres y parias que malviven en España, acudamos al Parlamento Europeo a plantear nuestras protestas directamente para que no pueda alegar que no lo sabía. Ya está bien de pagar los mismos los platos rotos de todo ese atajo de incompetentes y comedores.

Si mi propuesta se llevara  adelante, en España solo quedarían sindicalistas, políticos y presuntos, que por su cuantía forman un nuevo estatus social dentro de la política.


Que pena de país, jamás había caído tan bajo. 

lunes, 17 de junio de 2013

Ayn Rand y la política española.

Hace unos años cayó en mis manos una novela de ciencia ficción de la escritora estadounidense, de origen ruso, Alissa Zinovievna Rosenbaum, más conocida por el seudónimo de Ayn Rand. El titulo “La revolución de Atlas”. En ella, esta filosofa de pensamiento liberal y minarquista, nos cuenta la huelga que llevan a cabo los empresarios, inventores, investigadores, emprendedores y demás gentes productivas   como protesta contra “los saqueadores”, representada por la clase política y los cultos religiosos. Esta huelga traerá como consecuencia el hundimiento de la economía y el fin del estado.

De esta escritora, sonsaco uno de los pensamientos, que parece planteado para definir la política actual en España: “Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican, no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada."

Esta reflexión la hizo esta señora en 1950. Pero después de visto lo que vemos, parece que esté en estos momentos viviendo en España.

A nuestros políticos se les llena la boca con el cuento de los emprendedores. Incluso dedican días y días ha crear una ley. Sin enterarse que los emprendedores no necesitan leyes, sino apoyo económico y un mercado con solvencia suficiente para desarrollar su idea. No tienen ni idea lo que es un emprendedor, entre otras cosas porque en su vida han emprendido nada.  Pues bien, para comenzar un proyecto empresarial hay que comenzar pidiendo permiso a los parásitos que se mantienen a base del trabajo y el saber de los ciudadanos.

Nuestros políticos se enriquecen con chanchullos y corruptelas mientras las leyes, tan garantistas con el poder, les protegen, en tanto los ciudadanos son arruinados “ametrallados” por impuestos que ellos gestionan y se reparten en sueldos y prebendas a  familiares enchufados y demás mangantes del clan.

Ahora estudian la forma para bajar las pensiones. Remuneración que ya han pagado los jubilados a lo largo de toda su vida laboral. Por el contrario ellos no se bajan los sueldos, en muchos casos, injustamente cobrados por individuos de dudosa valía y precaria cultura.

Para la vergüenza, si es que les queda, de esta casta política, boy a poner un ejemplo que a mí me ha parecido indignante. Nuria Martín Gutiérrez, es una bióloga de 34 años coautora en la investigación de células madre de embriones humanos clonados. Hasta 211 trabajaba en el “Centro de Investigación Príncipe de Asturias”. Debido a los recortes fue despedida en ese mismo año. Como contrapunto pondré de ejemplo a un político;  Ángel Carromero, 28 años. Estudios, de Derecho y Administración de empresas. Ambas carreras fueron abandonadas para dedicarse plenamente a la política. Oséa, licenciado en nada. En la actualidad es Consejero Técnico en el Ayuntamiento de Madrid, distrito  de Moratalaz. No se especifica en que es técnico ni de que aconseja y a quien. A este parasito que en toda su vida va a aportar nada a la sociedad, no le ha llegado el recorte; 50.434 € del ala al año.

Este muchacho pertenece al PP, pero podría poner un sin fin de ejemplares iguales a este que sobreviven parasitariamente entre las filas socialistas, Pepe blanco Aído Álvarez…

Si la señora Ayn Rand levantara la cabeza y viera como esta pléyade de paraisitos mentales están arruinando España, tendría que reescribir todos los estudios realizados durante su fecunda vida.

¡Ah! Por cierto, la señorita Nuria Martín, trabaja en la actualidad en el laboratorio de Ciencias Reproductivas de la Universidad de Oregón. Nosotros aquí, perdiendo el tiempo y el dinero con el señor Carromero y compañía.


Por favor, que no se entere Europa. ¡Qué vergüenza!

viernes, 7 de junio de 2013

La España imposible.

Lo de este país, antes llamado España, ni tiene nombre ni solución.

Mientras sigamos gobernados por estos políticos desaprensivos y aprovechados que han secuestrado la titularidad del poder al conjunto de la sociedad, sus legítimos dueños en una democracia, convirtiéndolo en “una mafia legalizada”, no vamos a levantar cabeza.

Con la corrupción institucionalizada y los jueces vendidos el temor a delinquir es mínimo o nulo. Aquí “el que no roba es tonto”. Esta frase seguro que la habrán escuchado en numerosas ocasiones por personas desahogadas que, en su ignorancia, no se percatan que acaban de cargarse uno de los principales preceptos para ostentar el poder, junto con la justicia: la honestidad.

La moralidad entre la clase política española está por los suelos. Pero lo peor es que no se ve a nadie que pueda regenerar a esta legión de sinvergüenzas.

La situación ha llegado a tal degeneración que  lo mismo roba un ministro que el concejal o el alcalde del pueblo más remoto de España. Sin olvidarnos de los “seudo-banqueros”, que después de arruinar las cajas de ahorros de nuestra península, se marchaban con indemnizaciones millonarias con total impunidad. Hasta la Casa Real tiene en la lista de presuntos  familiares directos como lo son la Infanta y el yerno del Rey.

El gobierno está lleno de presuntos. La oposición un tanto de lo mismo. Pero todos continúan en sus puestos manteniendo su estatus y  prebendas. Niegan los delitos y se escudan en unas leyes clasistas que se vulneran a base de fianzas multimillonarias. Sin el menor escrúpulo, se paga en 24 horas cantidades astronómicas sin que al fiscal de turno le inquiete lo suficiente para investigar de dónde ha salido esta abrumadora cifra en tan exiguo tiempo. De esta manera, más mil filigranas jurídicas desplegadas por expertos abogados, a cuyos despachos solo tienen acceso estos cacos con corbata de seda, se alargan las investigaciones hasta el infinito procurando que el tiempo acabe por difuminar el caso hasta el olvido.

Da asco leer el periódico por la mañana y ver, un día sí y otro también, en primera plana, los mismos nombres de siempre. Personas que hasta la implicación en alguna corruptela eran gente vulgar, como vulgar era su vida y sus conocimientos. Gentes que jamás hicieron algo por los demás. Individuos que, si  destacan en la política, es por su ineptitud y sus “choriceos”. Mangantes de medio pelo que vinieron a la política a forrarse a consta de los sacrificios del resto de ciudadanos.

Todo este cúmulo de aberraciones son las causantes del desprestigio y la carencia de credibilidad que pesa sobre toda la casta casposa que nos gobierna como una losa. Estos son los que aún tienen la solemne caradura de pedirnos más sacrificios. Mientras, ellos siguen con sus mangoneos y rapiñas a cara descubierta, porque saben que no les sucederá nada. Y, para colofón a la tomadura de pelo a la que nos tienen sometidos, y por “nuestro bien”, los dos partidos mayoritarios hablan de pactos puntuales para solucionar los problemas de la crisis. Este pacto es como si ponemos a un zorro a cuidar las gallinas. Los mismos que crearon la crisis y los que la están administrando con nefastos resultados son los que van a pactar soluciones. ¡Los presuntos  mangantes son los que pretenden acabar con la mangancia! Ustedes no vienen a salvar a los ciudadanos. ¡Ustedes pactan para salvar sus culos de paja!


¡Ya está bien de tomaduras de pelo! ¡Váyanse a tomar… Fanta!  

lunes, 27 de mayo de 2013

La comicidad de los catalanistas.

Que los españoles tenemos talento e ingenio para dar y regalar a Europa, no es nada nuevo. Sólo con repasar nuestra historia a modo de expediente encontramos una pléyade de escritores, pintores, escultores, arquitectos y demás gentes con una genial trayectoria y reconocido talento.

Pero de entre tanta inteligencia siempre hay alguno que da la nota exótica. El contrapunto surrealista que convierte la seriedad y genialidad patria en una comedia bufa. Como no puede ser de otra forma, son de nuevo los iluminados independentistas catalanes quienes ponen ese contrapunto jocoso.

No se si recuerdan cuando hace unos meses, el presidente de ERC, el señor Oriol Junqueras, expresó en unas declaraciones el miedo que pasaron al ver sobrevolar unos “caza” españoles por el  cielo azul de Cataluña. Lo primero que pensó fue en un bombardeo del “ejército invasor español”. El muy zoquete no se paró a pensar que aquellos aviones estaban de maniobras y las maniobras del ejército español se hacen en España. Cataluña, quiera o no el señor Oriol, es España. La locura victimista en que viven estos  mentecatos está llevando a Cataluña a una situación de caos surrealista.

Pero no para aquí la demencia de ideas de estos tarados políticos. Hubo en el Parlamento catalán otro visionario que propuso llegar a unos acuerdos con los chinos para que sus portaviones tuvieran una base en el puerto de Barcelona. De esta manera “podría frenarse el impulso colonialista español”. No me digan que no tienen gracia. ¡Esto es para morirse de risa! Y luego andan por Europa presentándose como nación. Con estas referencias los europeos se van a pensar que Cataluña es Disney World. Claro, en  Europa no les hacen ni caso. El único que les atiende es el presidente señor Rajoy. Cosa que no acabo de comprender. Con estos delirios, a la próxima reunión no envíe usted al ministro de Economía y Hacienda, preséntese con la ministra de Sanidad, la señora Mato, y un par de psiquiatras. 

Pero esperen a la última ocurrencia para acabar de morirse de risa.  Bajo el rimbombante nombre de “Consejo de Transición Nacional”, presidido por el consejero, el señor Carles Viver Pi-Sunyer, se ha creado esta “institución” formada por académicos y personalidades dedicados a asesorar a la Generalitat de Cataluña en el proceso soberanista; en estos momentos están ocupados en la preparación de una serie de informes para la creación de una “Estructura de Estado”. Entre los diversos estudios hay uno dedicado a defensa, cosa lógica para una nación que está constantemente amenazada de invasión por la vecina España. Pero al echar cuentas, se han encontrado que mantener  un ejercito supondría, para el recién nacido país, el 2% del PIB, unos 4.000 millones de €. Claro está que si son independientes ya no tiene a nadie que le pague los caprichos como sucede en la actualidad. ¿Qué han decidido, pues? Llegar a un acuerdo de defensa con Francia.

Esta decisión, junto con varios informes más dedicados a formar la estructura del hipotético Estado catalán, serán presentados los días 6 y 7 de julio en Hospitalet de Llobregat en un acto denominado: “Conferencia Nacional por la Republica de Cataluña”. Boato y nombrecito ostentoso y grandilocuentes que no falten.

Toda esta parafernalia para nada. Pero vamos a ver, ¿tantos académicos y  personalidades, asesores y juristas reunidos, todos cobrando del esmirriado presupuesto, no saben que Cataluña ya está bien defendida de los ataques de un enemigo externo y no sólo por Francia, también por Alemania y por Portugal y por Inglaterra y por todos los países que forman la OTAN, en tanto en cuanto forma parte del estado español? Y si lo que temen es que el gobierno español, dadas las circunstancias que se contemplan en la Constitución, intervenga en Cataluña, no podría solucionarlo Francia. Ni siquiera la OTAN. Porque son asuntos internos de un país y la ingerencia externa se encuentra contemplada como delito en el Derecho Internacional.

Vamos, que esa “Conferencia Nacional por la Republica de Cataluña” va a ser lo más parecido al Club de la Comedia.

Lo dicho, una risa. Nunca se ha visto más tonto esférico reunido. Eso sí, cobrando del presupuesto.


Señor Rajoy, si en la próxima reunión con el honorable Mas no encuentra vida inteligente en Cataluña, automáticamente la independencia. Sin perder el tiempo con referéndum. Estos sí que joroban la marca España.